MADRID RENDIDA ANTE EL DUEÑO DEL SONEO, Carlos El Cano Estremera logra otro ‘sold out’ en Yare

 

4726

Eran las 23 horas y a las afueras de la discoteca Yare en Fuenlabrada, cientos de personas esperaban con impaciencia que se abrieran las puertas de la sala, su entusiasmo permitía intuir que esa, no era una noche cualquiera. Carlos El Cano Estremera estaba en Madrid y ofrecería un esperado directo después de dos años sin pisar estas tierras.

Una noche con lluvia y frío recibía a el sonero que calentaría ese vienes social con lo mejor de un repertorio que llevo al éxtasis a todos aquellos que llenaron en pocos minutos la sala de los grandes conciertos en la comunidad de Madrid.

El Cano que es mucho Cano, arrancó su actuación impecablemente vestido. Traje blanco, camisa del mismo color con decorados dorados y debajo un polo térmico que después le obligaría a quitarse la chaqueta del vestido porque lo que allí había era calor con rumba. Cada nueva interpretación despertaba la euforia de la gente, entre gritos, aplausos, campanas y baile se desarrollaba cada tema.El artista con mucha carretera a sus espaldas, es quien lleva al público por el camino que desea, así, uno a uno van sonando sus grandes éxitos y entre trago y trago el salsero no sabe cuál es el mejor.

Sonea, vaya que sonea, en tarima se acordó de una guapa empresaria a la que no faltaba la faja y de una amiga Caleña que para él es muy “aletosa”. Pregunto “dónde estaban las ofendidas?”, refiriéndose al suceso que le apartó de las tarimas del Valle del Cauca. Allí no había ninguna, el público en su mayoría eran mujeres espectaculares que con sus mejores galas solo disfrutaba de un concierto repleto de éxitos salseros que confirma una vez más, que Carlos El Cano Estremera es el dueño y señor del género.

El Cano tuvo tiempo para mostrar sus dotes como bailarín y este año se trajo unos calcetines de cuadros azules, negros y amarillos que enseñó en medio de la actuación, arrancó las risas de los asistentes, otros aprovecharon para hacerle la foto. La sala Yare cumplió con el artista y el publico, organización, buenas luces y sonido.

Una vez finalizada la actuación, en Yare, los asistentes hacen una larga fila con la esperanza que el artista de turno les “regale una fotico”. Era imposible salir del lugar, las salidas estaban colapsadas por los fans que querían llevarse su recuerdo. El artista se sentó, tomo un poco de coca cola, un sándwich y pidió a Víctor Pereira gerente del grupo Yare que dejara pasar uno a uno a los que estaban esperándole. Fue casi interminable, por allí estuvieron, entre muchos otros, una pareja de Buenaventura, que por poco lo asfixian, la señora cuyo hijo “se morirá de envidia cuando vea la foto”, el empresario limeño que lo ve cada vez que viene aquí o que va allí, el joven del Callao que es salsero gracias a “la boda de ella” y así, entre besos, abrazos, y felicitaciones por el show ofrecido se fue despejando la salida, el cantante pudo finalmente ir a su hotel a descansar. Del Cano siempre están pendientes Andrea Ospina y Edsel Reyes de Salsa Lovers, la empresa que es de su confianza. La siguiente parada es Barcelona, esta noche actúa en la capital catalana.

Cercano, divertido, con una gran voz y dejando a Madrid rendida a sus pies, así vio este Cotilleo el concierto de Carlos El Cano Estremera, el mejor de la salsa, el dueño del soneo.

Espere Galería de fotos exclusivas…

Be the first to comment on "MADRID RENDIDA ANTE EL DUEÑO DEL SONEO, Carlos El Cano Estremera logra otro ‘sold out’ en Yare"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.